Rifle Winchester Mod. 94 ó 30/30



El Winchester modelo 1894 fue diseñado por Browning (Winchester 94 ó Win 94), y se fabricó principalmente en calibres .30-30 Winchester (o simplemente 30-30), .32-40 Winchester, .38-55 Winchester, .25-35 Winchester y .32 Winchester Special. El calibre más común de este modelo era el .30-30 Winchester, que utilizaba la pólvora sin humo (smokeless powder) en lugar de pólvora negra.
Para 1927 se habían vendido un millón de piezas de este modelo. A partir de 1964 se modificó su proceso de fabricación para abaratar el rifle y se comenzó a producir en calibres como el .38 Especial/.357 Magnum, .44 Special/.44 Magnum, .41 Magnum, .45-70, .32-20 Winchester, .45 Colt (.45 Long Colt ó .45 Cowboy), .44-40 Winchester y hasta en calibre .22 Long Rifle. De ahí la denominación "pre-64" de algunos rifles. Su producción duró hasta el 2006 y se fabricaron en total siete millones de unidades.

La mayor ventaja de los rifles de palanca es su gran capacidad: el cargador tubular podía albergar de 9 a 13 cartuchos (dependiendo el calibre) aunque las versiones cortas (carabina) sólo tenían capacidad para seis o siete tiros. Como desventajas se señalan su menor precisión (comparada con los rifles de cerrojo) debido a que el cargador tubular afecta la vibración armónica del cañón y por ende reduce la puntería; la dificultad de recarga del cargador tubular (comparado con los cargadores intercambiables); el desbalance que ocasiona el cargador tubular (que empuja el centro de gravedad del rifle hacia adelante); su dificultad para dispararse en posición de pecho a tierra; su incapacidad (en modelos de cargador tubular) para poder disparar cartuchos de ojiva puntiaguda (que pueden ocasionar explosiones), entre otras.
Como respuesta a tales desventajas el Winchester modelo 1895 no utiliza cargador tubular sino uno tipo
caja (box magazine) fácilmente reemplazable y que mejora el balance y precisión del rifle, además de permitir el uso de cartuchos militares con ojiva puntiaguda (spitzer). Comparados con los rifles de palanca de otras marcas, el Winchester (en sus primeros modelos) poseía como desventaja que su puerto de eyección se encontraba en la parte superior del mecanismo, lo que imposibilitaba el uso de miras ópticas, a diferencia de los Marlin modelo 336 y 1894, cuya ventana de expulsión es lateral.
En modelos posteriores los Winchester expulsan los cartuchos de manera angular (la ventana está en una esquina superior del mecanismo). Las miras ópticas se colocaban (en los modelos anteriores) sobre el cañón (lo cual no es lo idóneo) pero posteriormente se solucionó el problema mediante el uso de bases laterales. Los rifles de palanca siguen siendo muy populares, sobre todo entre los cazadores, tiradores deportivos y para fines recreativos, pero sin duda, son un referente obligado del viejo oeste.